Cali Lemon Lawyers Logo

No Fees Until We Win!
Available 24/7

  • Español
  • Ley Limón de California sobre Vehículos de Reemplazo

Ley Limón de California sobre Vehículos de Reemplazo

La ley Limón existe para proteger a los consumidores de vehículos defectuosos. Se aplica en los casos en que un producto (generalmente un vehículo de motor nuevo) no cumple con los estándares prometidos por el fabricante después de varios intentos de reparación. 

Los parámetros y procedimientos legales pueden variar de un estado a otro. La ley Limón de California está diseñada para garantizar que el fabricante pague por el error en lugar del consumidor, y un abogado de California puede ayudar para que esto suceda.

La forma más eficaz de garantizar un resultado favorable que le pueda brindar la mejor oportunidad de recibir todo lo que se le debe es formando una relación abogado-cliente con un abogado experimentado en California que entienda profundamente la iniciativa en un caso de la ley Limón.

¿Qué es la Ley Limón de California?

La ley Limón de California dicta que en el caso de un vehículo defectuoso (como se describe a continuación), el fabricante del automóvil debe reemplazarlo por un vehículo nuevo o reembolsar el costo en su totalidad. La ley se aplica en el caso de que ningún intento de reparación pueda restaurar el vehículo a un estándar que sea conforme a la garantía del fabricante.

La ley Limón varía diferente en cada estado, ya que no es una ley federal. Los requisitos de calificación son bastante similares en la mayoría de los ámbitos, aunque algunos estados pueden tener reglas y regulaciones más estrictas. California, por ejemplo, bajo ciertas circunstancias incluye autos usados, mientras que otros estados no.

Coches Nuevos vs. Coches Usados

Es fundamental diferenciar entre coches nuevos y usados. California solo permite reclamos de la ley Limón si se trata de autos usados que cumplan con las garantías vigentes y con los criterios necesarios.

Coches Nuevos

Los automóviles nuevos suelen ser los vehículos más comunes sobre los que se plantean este tipo de casos, en principio, porque es mucho más fácil determinar si el defecto es efectivamente culpa del fabricante. Las reglas son generalmente sencillas y los procedimientos simples.

Con los autos nuevos, cualquier problema repentino debería causar alarma, ya que las probabilidades de que haya ocurrido algún otro tipo de daño son limitadas. Debido a esto, es más probable que los compradores sospechen que el vehículo es un “Limón”. Adicionalmente, todos los automóviles nuevos vienen con una garantía expresa por escrito y están cubiertos para reparaciones durante un período de tiempo determinado, lo que aumenta las posibilidades de presentar una reclamación viable.

Coches Usados

Los autos usados tienen más kilometraje, un mayor riesgo de desgaste y más posibilidad de que una falla haya sido causada por un error del conductor. La ley limón de California establece específicamente que cualquier daño causado durante el uso de un automóvil no califica para un reclamo y no es elegible para reembolsos. Sin embargo, algunos autos usados tienen un uso, kilometraje o daños mínimos y aún pueden estar en garantía.

Si un vehículo usado se vende a través de una concesionaria, un distribuidor o fabricante y viene con algún tipo de garantía, cualquier defecto descubierto posteriormente cae bajo su responsabilidad. Incluso si la garantía original ha expirado, cualquier garantía emitida por el vendedor actual sigue siendo válida. La mayoría de las concesionarias ofrecen una garantía a corto plazo en automóviles usados (alrededor de tres meses) en caso de que se encuentren con fallas no detectadas.

Un reclamo de limón por un automóvil usado es mucho más complicado que con un automóvil nuevo. El reclamante debe poder demostrar que la falla no es resultado del uso y por ende debe tener una garantía válida. Si el vehículo se compró de forma privada, es casi imposible presentar un reclamo. En este caso es necesario buscar asesoramiento legal para navegar el sistema con éxito y aumentar las posibilidades de obtener un reclamo viable.

¿Qué califica un caso para un reclamo de la Ley Limón?

Hay varios factores de calificación a considerar bajo la ley limón de California para determinar si un vehículo defectuoso califica como limón. Primero, el vehículo debe comprarse o alquilarse dentro de California y tener un registro emitido en este estado. El automóvil también debe estar cubierto por una garantía activa del fabricante (con la excepción de casos específicos) en el momento de la reclamación. Siempre que se cumplan estos dos criterios, los vehículos usados también calificarían. 

En términos de fallas y defectos, la ley de limón considera las siguientes incidencias elegibles para un reclamo:

  1. Pese a varios intentos de reparación (dentro del período de garantía) por parte del fabricante o distribuidor a través de un centro de reparación autorizado, el defecto persiste.
  2. El vehículo tiene un defecto sustancial que afecta significativamente la funcionalidad, el valor o la seguridad del vehículo. Una falla se considera sustancial si afecta la capacidad del propietario para conducir el automóvil, perjudica las características de seguridad del vehículo o resta valor al valor anunciado.
  3. Un vehículo defectuoso simplemente no se puede reparar, a pesar de los intentos razonables. Un fabricante debe recibir una oportunidad justa para resolver el problema para poder determinar si es legítimamente irreparable.
  4. En la mayoría de los casos de la ley del limón, el automóvil usado debe tener menos de 18,000 millas y no debe tener más de un año y medio de antigüedad. Este no es un requisito absoluto, pero sirve como guía para los consumidores.

Presunción de la Ley Limón

La ley limón de California tiene una capa adicional de especificaciones de calificación, lo que la hace única en otros estados. Según la ley de California, la presunción de la ley de limón significa que se presume que un vehículo es limón en determinadas circunstancias inusuales.

Un vehículo califica como un supuesto limón en California si el vehículo en cuestión pasa más de 30 días fuera de servicio debido a reparaciones, lo que significa que el propietario ha perdido al menos ese período de uso. La ley del limón en California también especifica que más de cuatro intentos de reparación durante el período de garantía ya no se considera un número razonable de intentos, lo cual significa que un reclamo de presunción es viable.

Además, la ley limón de California especifica que las fallas no pueden ser el resultado de un error del conductor o cualquier otro factor externo. Debe provenir de un defecto que estaba presente en el vehículo original en el momento de la venta.

California también es estricta con los límites de tiempo en comparación con otros estados. Es muy raro que cualquier reclamo se resuelva con éxito si no se presenta dentro de las limitaciones de la garantía expresa por escrito del fabricante. De acuerdo con el estatuto de limitaciones, la ley de California permite hasta cuatro años para un reclamo de la ley limón.

Derecho al Caso de la Ley Limón

Si el fabricante del vehículo no puede restaurar el producto a la condición del nivel en la garantía, y adicionalmente se cumplen todos los demás criterios, el consumidor tiene derecho a una liquidación en efectivo o al reemplazo del vehículo. Algunos casos son sencillos y se resuelven de forma más rápida en el caso de que los costos adicionales sean mínimos tanto para el consumidor como para el fabricante.

Las oficinas legales intervienen para brindar asesoramiento legal cuando un consumidor siente que la oferta privada no es razonable, y trabajan para resolver el caso sin la necesidad de llevarlo a juicio. Es raro que un caso de la ley limón llegue a los tribunales en California, ya que la ley es clara y los vehículos defectuosos no son infrecuentes. Por ende, es imperativo ponerse en contacto con abogados que tengan experiencia en este proceso de la ley limón para garantizar el mejor acuerdo dentro del plazo más corto posible.

Recompra de la Ley Limón Vs. Vehículo de Reemplazo

Hay dos opciones para resolver una disputa sobre un vehículo defectuoso según la ley limón de California. Las recompras de la ley limón se refieren a incidentes en los que el fabricante reembolsa el costo del vehículo al consumidor, esencialmente comprando el vehículo de vuelta. La otra opción es que el fabricante simplemente reemplace el vehículo con otro idéntico.

Muchos clientes no están seguros de qué camino tomar cuando plantean su reclamo, y eso puede variar dependiendo en lo que el fabricante quiera ofrecer. A continuación, ofreceremos información adicional sobre que implica específicamente cada alternativa. Es importante que siempre busque asesoramiento legal antes de confirmar una recompra de limón o cualquier tipo de reemplazo de un vehículo.

Recompra de Limón

Básicamente, una recompra de limón es un reembolso. El costo de comprar o arrendar el vehículo (tanto el pago inicial como los pagos mensuales adeudados) en la mayoría de los casos se reembolsa en su totalidad. Esto se aplica en vehículos comprados directamente, aquellos adquiridos con planes de pago, o aquellos pagados con préstamo u obtenidos a través de un contrato de arrendamiento.

No es solo el precio de compra lo único que es reembolsable a través de la política de recompra de la ley del limón de California. Tambien se pueden reclamar otras tarifas y cargos como parte del plan de recompra: como los gastos de remolque hasta el impuesto sobre las ventas (aunque este varía por caso individual).

Algunas posibles inclusiones en una recompra de la ley del limón son:

  1. Pago de cualquier saldo pendiente del préstamo u otros cargos financieros
  2. Compra del “down payment”
  3. Cargos de remolque
  4. Gastos de reparación
  5. Tarifas de registro, tarifas de licencia y otras tarifas estatales
  6. Impuesto de venta
  7. Costo de un auto de alquiler

Las personas que se han visto obligadas a pagar cantidades significativas de dinero entre el primer intento de reparación y los gastos finales de remolque pueden beneficiarse más de una recompra. Nosotros organizamos una evaluación gratuita sobre su caso para averiguar a cuánto puede tener derecho y para asegurarse de que reciba todos lo que se merece en su totalidad.

Los honorarios de los abogados también están cubiertos como parte de un acuerdo de la ley limón bajo las leyes federales y las de California (En su totalidad o al menos en una cantidad significativa). Esto se determina caso por caso.

Ley Limón de California para el Reemplazo de Vehículos

La otra alternativa es el reemplazo directo del vehículo, donde el vehículo original (el vehículo defectuoso) se cambia por un modelo sustancialmente idéntico. Lo que eso significa legalmente es que el nuevo vehículo debe ser el mismo automóvil en todos los aspectos y propósitos que el anterior. Modelo, marca, año, color, interior, etc., todo debe ser lo más idéntico posible. El contrato de servicio también debería mantenerse idéntico, al igual que el período de garantía y todas las otras especificaciones del acuerdo.

Si un reclamante opta por un contrato de reemplazo de vehículo y decide continuar en el contrato de servicio establecido, aún tiene derecho a un reembolso por los gastos de remolque y el costo de un automóvil de alquiler alquilado en el ínterin (a través de pagos mensuales o un anticipo según el acuerdo especificado). El reemplazo del vehículo es la mejor opción para alguien que verdaderamente esta satisfecho con todo lo que no sea defectuoso en el vehículo.

Deducciones de Costos

Los fabricantes deben reembolsar los costos y las tarifas de registro que normalmente acompañan a una cantidad razonable de intentos de reparación del vehículo defectuoso. Adicionalmente, la ley limón de California permite una compensación de kilometraje.

Un automóvil usado puede ser elegible para un reclamo de la ley limón bajo ciertas circunstancias. Si un automóvil tiene una cantidad considerable de millas adicionales desde la fecha de compra inicial, el fabricante puede solicitar una reducción de los pagos mensuales para adaptarse a un valor reducido del vehículo. Mileage Offset ajusta el valor propuesto de un automóvil desde la fecha de compra y puede reducir el reclamo final general.

¿Por qué contratar a un abogado de la ley del limón?

Un abogado de la ley limón de California puede brindar asesoramiento y orientación legal durante todo el proceso de reclamo. Nuestro experimentado equipo de abogados ofrece una evaluación de caso gratuita para determinar la validez de un reclamo de la ley limón antes de emprender una avenida legal.

El proceso de la ley limón puede ser complicado y largo, con muchos elementos que deben alinearse para completar con éxito cualquier tipo de reclamo. Un abogado trabaja en nombre del cliente para buscar liquidaciones en efectivo o para obtener el vehículo de reemplazo adecuado. Si el reclamo de la ley limón es válido, nuestro equipo de abogados experimentados estarán listos para brindarle resultados.

Todas las interacciones y procedimientos están protegidos por el acuerdo de confidencialidad de la relación abogado-cliente. Los honorarios de los abogados se determinan caso por caso.

Preguntas frecuentes sobre la Ley del limón de California

¿Cuánto tiempo suelen tardar los trámites?

No hay un tiempo establecido en el cual se espere la resolución de una demanda de la ley limón , ya que cada caso es único y diferente. Noventa días es un tiempo razonable para que un abogado con experiencia en la ley del limón resuelva un caso, pero algunos pueden demorar mucho más. Es raro que un caso de la ley limón llegue a juicio, pero en el caso de que así sea, podría demorar hasta un año. 

La mejor manera de garantizar una recuperación rápida y eficiente es ponerse en contacto con un abogado de la ley del limón tan pronto como crea que pueda llegar a tener un caso.

¿Se aplica la Ley limón a un vehículo arrendado?

Si. Casi todos los vehículos defectuosos con menos de 18 meses o con menos de 18,000 millas, ya sea arrendados o comprados directamente, son elegibles para un reclamo bajo la ley limón de California. Las únicas excepciones son: motocicletas usadas, algunos vehículos todo terreno y ciertas casas rodantes. Cualquier vehículo clásicos que se encuentre registrado bajo la sección 401 de la ley de tránsito y vehículos tampoco será elegibles.

¿Mi vehículo de alquiler también está cubierto por el reclamo de la ley limón de California?

Según la ley de California, se presume que un vehículo es limón si pasa más de treinta días en el taller y fuera de servicio. Si un conductor debe alquilar un automóvil en el ínterin para poder continuar con su vida normal, el fabricante es responsable por esos cargos. Si alquila un vehículo durante el primer intento de reparación, es posible que no sea recuperable, ya que el fabricante no tuvo una oportunidad razonable para reparar las fallas.

¿Qué debo hacer si sospecho que tengo un vehículo limón?

Lo primero que debe hacer una persona en caso de sospecha de un caso de ley limón es informarse directamente con el fabricante del vehículo. El primer paso es informar del posible defecto, independientemente del estado en el que se encuentre. Después de que se proporcione la notificación formal, el proceso podría diferir. La mejor manera de asegurarse de que todos los pasos se sigan correctamente, en conformidad y de manera eficiente es poniéndose en contacto con un abogado experimentado en el comienzo de su reclamo.

Resúmen

La ley limón de California es una legislación esencial que ayuda a proteger a las personas con vehículos motorizados defectuosos. Los vehículos defectuosos son muy comunes y puede ser increíblemente frustrante lidiar con ellos. Si ha comprado o arrendado un vehículo defectuoso y cree que puede tener un reclamo viable según la ley limón, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo.

Organice una consulta gratuita para discutir los detalles de su caso o para adquirir información adicional sobre las leyes de limón en el estado de California. No hay tarifas de anticipo si se decide presentar un reclamo con la ayuda de nuestro equipo, ni cualquier costo inicial para poner el caso en marcha.

La culpa de un fabricante no es responsabilidad financiera del consumidor, así que póngase en contacto con nuestros expertos en la ley limón de California para recibir la compensación que se merece.

Sino Recumperamos, no Paga

Solicite una Consulta Gratis hoy Mismo

Free Consultations
(310) 627-2665

No Fees Until We Win!

Cali Lemon Lawyers Office Location Map
Local Office

6420 Wilshire Blvd.
Ste. 200
Los Angeles, CA 90048
Map & Directions [+]

Serving All of California
Lemon Law California

The information on this website is for general information purposes only. Nothing on this site should be taken as legal advice for any individual case or situation. This information is not intended to create, and receipt or viewing does not constitute, an attorney-client relationship.

© 2021 All Rights Reserved.

GLP Marketing